El Big Data favorecerá la aparición de nuevas aseguradoras

El Big Data
Extracto de la publicación ASEGURANZABig Data [Ana Amigo]

«Para mejorar la productividad de nuestras empresas debemos tomar las decisiones basadas en información veraz y contrastada»

Big Data es la recopilación de datos masivos y su análisis para corregir errores y anticiparnos al futuro.

Permite tomar decisiones de negocio de forma más informada y en consecuencia poder personalizar las relaciones con los clientes.

Esta nueva forma de recopilación y análisis de los datos se ha conformado como instrumento básico para que las empresas:

  • conozcan el perfil de sus clientes
  • planteen estrategias de venta
  • o en el caso de las compañías de seguros, detecten posibles fraudes.

BIG DATA en el sector Seguros

Juan Manuel López Zafra (profesor de herramientas de análisis de datos y codirector del Máster de Data Science en Finanzas de Cunef) considera que «la velocidad de implementación de los métodos  de análisis es más lenta de lo que un sector del tamaño e importancia del asegurador posiblemente requeriría».

Opinión compartida por Jose Antonio Alvarez Jareño (profesor e investigador en la Universidad de Valencia). Pero mirando a un futuro ya muy cercano, «El Big Data en el sector asegurador será un revolución», afirma.

«Hasta ahora se aplicaban técnicas estadísticas para la fijación de precios y para el cálculo de reservas.

Tanto el princing como el reserving se verán beneficiados por la introducción del Big Data, pero donde se producirá un cambio considerable será en:

  • la gestión de carteras
  • las campañas de marketing
  • la gestión y análisis de las redes sociales
  • la presencia en Internet de las compañías aseguradoras
  • la detección del fraude
  • sobre todo, un cambio en los canales de distribución«.

«El conocimiento que tendrán las aseguradoras de sus clientes crecerá debido a la gran cantidad de datos que hay disponibles. Toda esta información, que se irá asimilando, impregnará todas las decisiones de las aseguradoras.

La asimetría en la información actualmente existente entre la aseguradora y el asegurado se reducirá , y las compañías podrán analizar una valoración del riesgo más ajustada a la realidad«, precisa Alvarez Jareño.

En muy poco tiempo se va a producir no sólo la transformación digital de las compañías, sino también un cambio de paradigma que invadirá todas las áreas de la empresa.

BIG DATA en el sector Seguros

Para José Antonio Alvarez, «la toma de decisiones basadas en datos, y que éstos estén contrastados, debería ser la forma de actuar de las empresas en todas sus áreas.

Si realmente queremos mejorar la productividad de nuestras empresas debemos empezar a tomar las decisiones basadas en información veraz y contrastada, y no en suposiciones  en leyendas urbanas».

«Con el BIG DATA las compañías podrán realizar una valoración del riesgo más ajustada a la realidad»

Detección del fraude, gestión y tramitación de siniestros o incluso Recursos Humanos pueden ser los departamentos que funcionen como avanzadilla, pero el cambio que se avecina «es tan profundo que en muy pocos años veremos necesariamente modificaciones organizativas para adaptar correctamente los flujos de información a esta nueva corriente.

Desde un punto de vista temporal, la primera adaptación se producirá en los departamentos técnicos, como por supuesto el actuarial, pero también en las áreas de gestión de siniestros y control del fraude», afirma Juan Manuel López Zafra.

El nuevo paradigma

Pero la mayor aportación que hará el Big Data a las compañías aseguradoras «está en el cambio de paradigma» que induce.

Actualmente todas las entidades determinan su actividad por áreas de negocio. Vemos una clara división en Vida y No Vida, en primer lugar, y dentro de No Vida en segmentos muy concretos. En un futuro no muy lejano «la cuenta de resultados dejará de ser por áreas y pasará a ser por cliente».

Gracias a las técnicas de gestión de la información de que disponemos actualmente, sumado a la huella digital que dejan los clientes, el conocimiento que las aseguradoras tendrán de ellos será cada vez más extenso.

De tal manera que podrán segmentarlos por nichos de riesgo y  realizar una mejor adaptación de las primas a cada cliente. «En determinados segmentos el ajuste será a la baja, obviamente, pero en otros será al alza.

De forma global, sin embargo, el efecto sobre la prima será de ajuste a la baja, desde el momento en que los recargos de seguridad serán mucho más pequeños. Por otro lado, la aparición de nuevos riesgos (por ejemplo, ciber-riesgos) tendrá el efecto contrario», señala López Zafra.

Los especialistas creen que la aparición de la «pobreza aseguradora» (nichos de clientes que no puedan acceder a ningún seguro) es poco probable. De hecho, surgirán compañías especializadas en este tipo de clientes, como ya existen en el sector reasegurador con los riesgos catastróficos.

«El BIG DATA favorecerá la aparición de nuevas aseguradoras»

Con todo, llegar a la tarificación individual no parece que sea la línea de trabajo del futuro. Más bien parece que nos orientamos a trabajar con nichos de riesgos. «Cada conjunto de riesgos debe tener la prima orientada a sus características. Los mismos riesgos deben tener las mismas primas», afirma el profesor Alvarez Jareño.

En resumen, … el Big Data ya está aquí y ha llegado para quedarse.

Los empresarios y directivos tienen que ser conscientes de este cambio y realizar las inversiones necesarias para adaptar sus negocios. Por otro lado, es necesario hacer una labor divulgativa para que se conozcan los avances que se están produciendo. Y por supuesto, apostar por las nuevas tecnologías.