La digitalización analítica de los seguros

La digitalización analítica

La digitalización analítica. Extracto de la publicación. Agosto-2016. ADN DEL SEGURO. Isidoro García Cortés

La digitalización y la consiguiente analítica (imprescindible para materializar los beneficios de la digitalización), han irrumpido en todos sectores empresariales, ofreciendo nuevas posibilidades y oportunidades de negocio hasta ahora nunca vistas. Poder  identificar los patrones de comportamiento de cientos de miles de clientes o potenciales clientes y, por tanto,  poder adaptar y personalizar la oferta de productos y servicios a las propias individualidades de cada persona y, además, en tiempo real, es un reto al que buscan hacer frente todas las grandes compañías.

Son varios sectores los que de una forma u otra están utilizando desde hace tiempo la analítica para predecir el comportamiento de los clientes y así poder tomar decisiones de negocio en lo más cercano posible al tiempo real. Viajes, retail y, ahora banca, están inmersos en un proceso de digitalización que les va a permitir adaptarse rápidamente a las nuevas necesidades del mercado y del cliente.

En el caso del sector asegurador, según un informe de Capgemini, los datos son considerados por el 78% de los directivos como la próxima gran fuerza disruptiva.

La importancia de los datos y su análisis

La importancia de los datos y su análisis ha quedado patente en los últimos años en el área de la gestión del fraude, uno de los grandes desafíos de las aseguradoras, que han visto como en los años de crisis se ha incrementado de forma notable. Las herramientas de detección tradicionales han sido sustituidas por la analítica avanzada con el objetivo de mejorar la ratio de identificación de fraude y reducir la relación coste de inversión por estafa detectada.

Un ejemplo concreto es el acaecido en 2014, cuando una aseguradora internacional destinó más de tres millones de euros a combatir actividades fraudulentas en España; dicha inversión, un 8% mayor que la registrada el ejercicio anterior, ayudó a la compañía a detectar 15.000 casos de fraude y evitar la pérdida de 60 millones de euros. Esta aseguradora comprendió la necesidad de renovar sus métodos internos para frenar las pérdidas y lo hizo a través de una palanca única, específica para cualquier empresa: la analítica de datos.

El siguiente reto del sector asegurador es aplicar la analítica para gestionar el conocimiento del cliente, más conocido como Customer Intelligence. El principal objetivo es crear una relación de compromiso con el cliente en todas y cada una de las interacciones. Esto significa que las compañías aseguradores deben ser capaces de aconsejar, recomendar y proveer servicios y ofertas personalizadas en el momento adecuado y en tiempo real. Y esto, dentro y fuera del ecosistema internet y teniendo en cuenta todos los canales (omnicanalidad).

Las interacciones se han multiplicado exponencialmente por la realidad del Internet de las Cosas, una red de 10.000 millones de dispositivos interconectados que generan ingentes cantidades de datos mucho más profundos, precisos, que requieren una mayor capacidad de análisis por parte de las empresas.

la clave es disponer de las soluciones y de los perfiles analíticos

Tener los datos es la base de la trasformación,  pero la clave es disponer de las soluciones y de los perfiles analíticos en las organizaciones que sepan extraer su valor. Cuando hace años lo importante era encontrar las respuestas en los datos, ahora la clave es hacer las preguntas adecuadas que pueden impactar en el beneficio de negocio. En los últimos años, numerosos estudios han demostrado que las compañías que prestan atención a los datos son aquellas que certifican su éxito en un entorno tan competitivo. Los datos que recogemos no sólo nos dan la oportunidad de tratar a cada cliente correctamente, si no de tratarlo de forma diferente y única. Las herramientas de visualización, además, han hecho posible que todos los empleados puedan conocer con exactitud qué información aporta cada dato para, con la capacidad analítica, tener un mejor conocimiento del mercado, del cliente y del futuro.

En el sector asegurador, la velocidad y efectividad de esa respuesta es de un valor incalculable, con impacto directo sobre la cuenta de resultados.